El Mercado Común del Sur, más conocido como MERCOSUR, es un importante proceso de integración regional, conformado inicialmente por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, al cual se sumaron posteriormente Venezuela y Bolivia -ésta última en proceso de adhesión-, que se unieron para avanzar en conjunto por el bienestar de sus pueblos.

 

 

La creación del MERCOSUR nació de un encuentro entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay el día 26 de marzo de 1991, en Asunción, capital del Paraguay. En aquella ocasión, los cuatro países firmaron un acuerdo llamado “Tratado de Asunción”, que les permitía realizar negocios comerciales entre ellos, además de actuar en conjunto para hacer acuerdos con otros países del mundo, y sentaba las bases para que siguieran trabajando en diferentes áreas.

 

En 1994 el MERCOSUR estableció, a través de la firma del Protocolo de Ouro Preto, las bases de su estructura institucional, con el objetivo de organizar la dinámica de los trabajos en los órganos del bloque.


Entre otras cosas, se definió que la presidencia del Consejo del Mercado Común (CMC), órgano superior del bloque, y responsable por la toma de decisiones y de velar por el cumplimiento del Tratado de Asunción y los acuerdos firmados en su ámbito, es ejercida por rotación, en orden alfabético de los Estados Partes, por un periodo de seis meses.


Asimismo, para ayudar al CMC en sus tareas, el MERCOSUR cuenta con el apoyo del Grupo Mercado Común (GMC), que es un órgano ejecutivo compuesto por funcionarios de los Ministerios de Relaciones Exteriores, de los Ministerios de Economía y de los Bancos Centrales de los Estados Partes, entre otros. Para los aspectos comerciales específicamente se creó la Comisión de Comercio del MERCOSUR (CCM) que discute los aranceles que van a pagar las mercaderías para ingresar a nuestros países.


A los efectos de elaborar proyectos de normas que son adoptados por los órganos que deciden en el MERCOSUR (CMC, GMC y CCM) se realizan reuniones con funcionarios técnicos de todos los países. Hoy en día, existen más de 300 instancias entre órganos, foros, comisiones y comités donde se reúnen regularmente funcionarios de diversos ministerios y secretarías de cada gobierno para tratar los más diversos temas de interés para la región.


Además el MERCOSUR tiene otros órganos auxiliares con funciones específicas que se encuentran en diversas ciudades, como ser: el Alto Representante General del MERCOSUR (ARGM), el Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM), el Foro Consultivo Económico y Social (FCES), el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del MERCOSUR (IPPDH), el Instituto Social del MERCOSUR (ISM), el Parlamento del MERCOSUR (PARLASUR), el Tribunal Permanente de Revisión (TPR), la Unidad de Apoyo a la Participación Social del MERCOSUR (UPS) y la Secretaría del MERCOSUR, ésta última, responsable por la guarda de la documentación oficial, brinda apoyo logístico a las reuniones realizadas por los órganos del MERCOSUR y realiza estudios de carácter técnico a pedido de dichos órganos.

 

El MERCOSUR tiene tres idiomas reconocidos: el español, el portugués y el guaraní. Sin embargo, los idiomas oficiales de trabajo establecidos por el Protocolo de Ouro Preto son el español y portugués. En ese sentido, toda la documentación y las normas aprobadas por los órganos del MERCOSUR se encuentran disponibles en español y portugués.



 

Cuando los países se unen para trabajar en conjunto, fortalecen sus economías y mejoran las relaciones -comerciales, políticas, sociales, culturales- entre ellos. Y eso es lo que sucede en el MERCOSUR. Las interrelaciones de sus economías y de sus políticas fortalecen a los países y con eso, aumenta el desarrollo económico y todos ganamos.


En sus inicios primaban los aspectos económicos-comerciales, buscando la reducción de los impuestos que se pagaban mutuamente para poder vender mercancías. Con el correr de los años, el bloque ha avanzado en importantes áreas como: educación, salud, cultura, trabajo, residencia, entre otras, con el objetivo de profundizar aún más la integración entre sus ciudadanas y ciudadanos.

 

 

La Secretaría del MERCOSUR está ubicada en la ciudad de Montevideo, en el emblemático Edificio MERCOSUR, construido en el año 1909 por el Arquitecto Guillermo West y que anteriormente albergaba el “Parque Hotel”, hotel municipal con frente a la Playa Ramírez en el Parque Rodó, importante punto de encuentro de la sociedad montevideana y rioplatense.

Actualmente, en la Secretaría del MERCOSUR trabajan cerca de 40 personas de todos los Estados Partes del MERCOSUR. Entre otras tareas, prestan asesoría a los órganos del bloque, dan apoyo logístico a las reuniones, realizan las traducciones de los documentos y cuidan de temas administrativos.


Sus funcionarios son elegidos por concurso de oposición y méritos, respetando el principio de proporcionalidad, es decir, debiendo existir el mismo número de funcionarios por cada Estado Parte. Para los gastos de funcionamiento, la Secretaría del MERCOSUR cuenta con un presupuesto compuesto por aportes iguales, depositados anualmente por los Estados Partes.


El Edificio Sede también alberga otros órganos como el FCES, el PARLASUR, el ARGM y la UPS.

 

Actualmente el MERCOSUR está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, que son llamados Estados Partes. Próximamente Bolivia también será un Estado Parte del bloque, encontrándose actualmente en proceso de adhesión.


Además, otros países que son parte de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), pueden participar de las reuniones del MERCOSUR para tratar temas de interés común, como integración política, económica, social, etc., en carácter de invitados. Eso significa que tienen derecho a voz pero sin voto. Son los llamados Estados Asociados, y están compuestos por Chile, Colombia, Ecuador, Perú, y más recientemente, Guyana y Surinam.