Cooperación

Cooperación2019-10-11T17:29:00-03:00

Cooperación internacional en el MERCOSUR

La cooperación internacional en el MERCOSUR ha sido concebida, desde los inicios del bloque, como una herramienta que permite fortalecer las capacidades de cada uno de los Estados Partes y contribuye a la profundización del proceso de integración regional. Bajo esta premisa se han ejecutado múltiples proyectos de cooperación con el apoyo de distintos organismos internacionales y países cooperantes. Para el desarrollo de programas y proyectos de cooperación los Estados Partes identifican y actualizan distintas áreas temáticas consideradas como prioritarias, como son: salud, educación, medio ambiente, género, comercio intrarregional, integración productiva, entre otros.

En los últimos años, además de la cooperación extra regional, los Estados Partes consideraron la necesidad de avanzar en la generación de estrategias y políticas de desarrollo al interior del bloque, que permitan reducir las asimetrías entre los socios, e intercambiar de manera horizontal conocimientos y experiencias. En este contexto, los Estados Partes coincidieron en la importancia de desarrollar distintas acciones vinculadas a la Cooperación sur-sur, de forma tal de revalorizar este tipo de cooperación en el bloque regional.

Teniendo en cuenta la importancia que el MERCOSUR le asigna a la cooperación internacional, en el año 2014 los Estados Partes aprobaron la “Política de Cooperación Internacional del MERCOSUR”, por medio de la Decisión CMC N° 23/14. La nueva Política de Cooperación Internacional establece los principios, objetivos y modalidades que deben orientar la cooperación técnica en el MERCOSUR.

Los objetivos generales de la Política de Cooperación Internacional del MERCOSUR son:

  • Fortalecer las capacidades de cada uno de los miembros del bloque.

  • Profundizar la integración regional.

  • Reducir las asimetrías entre los países del bloque.

  • Intercambiar de manera horizontal conocimientos y experiencias, buenas prácticas, políticas públicas tanto al interior del bloque como con otras instancias de integración regional y extrarregional existentes.

En base a estos objetivos generales, la cooperación del MERCOSUR se rige por los siguientes principios generales:

  • Adecuación con las prioridades de cooperación del bloque.

  • Solidaridad, entendida como la consecución de los objetivos de desarrollo de todos los participantes.

  • Respeto a la soberanía y no injerencia en los asuntos internos de los países; ninguna iniciativa o proyecto de cooperación puede avanzar en modo alguno sobre las potestades soberanas de los Estados.

  • Horizontalidad: los países intervinientes establecerán sus vínculos de cooperación como socios en el desarrollo.

  • No condicionalidad: la cooperación estará libre de condicionamientos de políticas de cualquier índole.

  • Consenso: la cooperación en el MERCOSUR debe ser negociada, planificada y ejecutada de común acuerdo entre los socios cooperantes.

  • Equidad: la cooperación debe distribuir sus beneficios de forma equitativa entre todos los participantes. Este criterio también debe ser aplicado en la distribución de costos, que deben ser asumidos de forma proporcional a las posibilidades reales de cada socio.

  • Beneficio mutuo: la cooperación internacional del MERCOSUR debe buscar en todas sus instancias resultados favorables para las partes intervinientes.

  • Naturaleza complementaria de la cooperación con los objetivos y políticas del MERCOSUR.

  • Respeto de las particularidades culturales, históricas e institucionales de los socios en la identificación y la formulación de los programas y proyectos de cooperación.

  • Protagonismo de los actores locales en todas las etapas de los programas y proyectos de cooperación. Se debe promover la utilización de saberes, instituciones y consultores técnicos del bloque.

  • Optimización de la asignación de recursos para aumentar el alcance de los resultados de los proyectos de cooperación, estableciendo mecanismos que prioricen asociaciones con instituciones y especialistas regionales que permitan una mayor sustentabilidad.

  • Acceso a la información: la información de los proyectos tanto en términos de diseño, como de ejecución y valorización de impacto, debe estar disponible para todos los participantes del mismo.

  • Gestión centrada en el cumplimiento de los resultados objetivamente verificables establecidos por las partes para cada proyecto.

La cooperación internacional del MERCOSUR se desarrolla a través de las siguientes modalidades:

  • Cooperación INTRA – MERCOSUR

    Se implementa a través de la asociación entre dos o más Estados Partes, a fin de realizar proyectos y/o programas de cooperación que tengan como objetivo: a) contribuir a la consolidación del proceso de integración del bloque a través del fortalecimiento de los órganos del MERCOSUR; y/o b) fortalecer las capacidades técnicas e institucionales de los Estados Partes, buscando reducir asimetrías al interior del bloque.

    Todo proyecto y/o programa de cooperación inscripto bajo esta modalidad debe perseguir dichos objetivos evitando superposiciones con las iniciativas de cooperación bilateral existentes entre los Estados Partes.

  • Cooperación EXTRA-MERCOSUR

    Se desarrolla a través de la asociación y el aporte de terceros países; procesos de integración; Organismos Internacionales; o asociaciones regionales, con el fin de realizar programas y/o proyectos de cooperación internacional que tengan como objetivo: a) abordar cualquiera de los objetivos que motivan a la cooperación INTRA- MERCOSUR (cooperación dirigida al MERCOSUR); o b) apoyar el desarrollo de terceros países o procesos de integración (cooperación proveniente del MERCOSUR).

    Los proyectos que se desarrollan bajo la modalidad Extra-MERCOSUR deben estar amparados en Acuerdos Marco suscriptos entre las partes, a través del Grupo Mercado Común (GMC).

Estas modalidades de cooperación podrán ser ejecutadas a través de programas y/o proyectos de cooperación triangular.

Prioridades en materia de cooperación extra-MERCOSUR:

El Grupo Mercado Común aprobó mediante la Decisión CMC N° 23/14 las áreas prioritarias a las que deben contribuir los proyectos de cooperación dirigidos al MERCOSUR:

  • Políticas sociales regionales, en el ámbito del Plan Estratégico de Acción Social del MERCOSUR (PEAS), establecido por la Decisión CMC N° 12/11.

  • Participación de las organizaciones sociales en el proceso de integración.

  • Cooperación en materia cultural, audiovisual y de apoyo a la sociedad de la información.

  • Ciencia, innovación tecnológica y capacitación.

  • Integración productiva.

  • Inocuidad de los alimentos.

  • Transporte.

  • Estadística.

  • Medio Ambiente.

Cuando lo estime oportuno el GMC podrá actualizar las prioridades con el asesoramiento del GCI.

Grupo de Cooperación Internacional

El Grupo de Cooperación Internacional (GCI) es un órgano auxiliar del GMC, y está integrado por un Coordinador Titular y un Alterno designado por cada Estado Parte. Es el único órgano del bloque con competencia para entender en materia de cooperación internacional tanto intra como extra bloque. El GCI debe velar por el cumplimiento de las directrices de la Política de Cooperación Internacional, asegurando que los programas y proyectos de cooperación sean elaborados y ejecutados de conformidad con los principios y objetivos de esta Política.

El GCI tiene las siguientes atribuciones:

  • Articular posiciones comunes del bloque para presentar en los diversos foros en los que se debaten temas de cooperación internacional.

  • Relevar y proponer cada dos años las prioridades estratégicas del bloque en las que se centrarán las acciones de cooperación intra y extra – MERCOSUR.

  • Realizar la identificación, selección, negociación, aprobación técnica, seguimiento y evaluación de los programas y proyectos de cooperación internacional.

  • Llevar adelante las negociaciones en materia de cooperación internacional de aquellos programas y proyectos originados tanto en los órganos de la estructura institucional del MERCOSUR como de aquellas propuestas presentadas por terceros países, organismos internacionales o asociaciones regionales.

Asimismo, el GCI tiene las siguientes funciones:

  • Asesorar y coordinar en materia de cooperación internacional a los órganos de la estructura institucional del MERCOSUR.

  • Evaluar y negociar las propuestas de Acuerdos Marcos de Cooperación Internacional, y otros convenios en la materia, así como sus addenda y prórrogas.

  • Negociar y aprobar los términos de referencia de los proyectos.

  • Aprobar la designación del Estado Parte coordinador de los proyectos de cooperación del MERCOSUR, de la Entidad Gestora y de los Directores de dichos proyectos, así como de otros funcionarios que se requieran.

  • Aprobar la delegación de funciones a las Entidades Gestoras de los proyectos.

  • Considerar y aprobar los Programas Operativos Globales y Anuales de los Proyectos de Cooperación.

  • Mantener contacto permanente con los órganos de la estructura institucional del MERCOSUR y con los organismos cooperantes e invitarlos, cuando se considere oportuno, a participar de sus reuniones a efectos de informar sobre la situación de los proyectos de cooperación.

  • Presentar al GMC evaluaciones, cada dos años, sobre el estado de situación de los proyectos de cooperación internacional del MERCOSUR y realizar un constante seguimiento de las estrategias, prácticas y procedimientos adoptados en la implementación de la cooperación, evaluando la eficiencia y eficacia de sus mecanismos y el impacto de sus resultados en la promoción de los objetivos de la Política de Cooperación.

  • Proponer y actualizar la metodología para la evaluación de los proyectos de cooperación.

  • Participar de los comités de seguimiento o evaluación de los proyectos de cooperación.

  • Identificar y evaluar fuentes de financiamiento para proyectos de cooperación del MERCOSUR.

  • Elaborar y mantener actualizado un catálogo del MERCOSUR de sus capacidades de cooperación sur-sur.

Unidad Técnica de Cooperación Internacional

La Unidad Técnica de Cooperación Internacional (UTCI) está subordinada al GCI, funciona en el ámbito de la Secretaría del MERCOSUR (SM).

La UTCI tiene las siguientes funciones:

  • Asistir al Grupo de Cooperación Internacional (GCI) en las actividades de seguimiento de los proyectos de cooperación técnica y en otras que el GCI considere pertinentes.

  • Asesorar, a solicitud del GCI, a los foros del MERCOSUR y/o a las entidades de gestión para la planificación, ejecución, monitoreo y evaluación de las acciones de cooperación técnica.

  • Mantener sistematizada y actualizada la información en materia de cooperación internacional en el MERCOSUR, que incluya, entre otros elementos a ser definidos por el GCI, base de datos sobre los proyectos del bloque, normas, manuales de procedimientos e información sobre las acciones de cooperación de los Estados Partes, de países, grupos de países y organizaciones socias del MERCOSUR en materia de cooperación.

  • Prestar apoyo al GCI en la aplicación de las directrices de la política de cooperación.

En la XVI Reunión del Grupo de Cooperación Internacional del MERCOSUR (GCI) se acordó la realización de una estrategia de relacionamiento del MERCOSUR en materia de cooperación con organismos, países y con otros procesos de integración regional.

La cooperación internacional para el desarrollo tiene un papel preponderante a nivel regional, y ha sido concebida como una herramienta complementaria y transversal para fortalecer las capacidades de cada uno de los miembros del bloque, profundizar la integración regional, reducir las asimetrías entre los países del bloque, intercambiar de manera horizontal conocimientos y experiencias, buenas prácticas, políticas públicas tanto al interior del bloque como con otras instancias de integración regional y extrarregional existentes.

Bajo la modalidad de cooperación extrarregional se han ejecutado, desde los inicios del bloque, múltiples proyectos de cooperación con el apoyo de distintos organismos internacionales y países cooperantes, en áreas relevantes del proceso de integración regional.

Así mismo, en el marco de los cambios que tuvieron lugar en el sistema de la cooperación internacional al desarrollo en los últimos años, además de la cooperación extra regional, los Estados Partes consideraron la necesidad de avanzar en la generación de estrategias y políticas de desarrollo al interior del bloque, que permitan reducir las asimetrías entre los socios, e intercambiar de manera horizontal conocimientos y experiencias. En este contexto, los Estados Partes coincidieron en la importancia de desarrollar distintas acciones vinculadas a la Cooperación Sur-Sur (CSS), de forma tal de revalorizar este tipo de cooperación en el bloque regional y aprobaron en el año 2014 una nueva Política de Cooperación Internacional del MERCOSUR, mediante la Decisión CMC N° 23/14.

Esta Estrategia en materia de cooperación en el MERCOSUR constituye una herramienta transversal que puede ser utilizada por los distintos órganos y foros de la estructura institucional del MERCOSUR, en diversas temáticas, y atendiendo a sus modalidades de cooperación, a ser ejecutada por el GCI, con el apoyo de la UTCI. En este sentido, este documento permitirá orientar y ordenar el trabajo del GCI, atendiendo asimismo las prioridades establecidas por el MERCOSUR.

Por otra parte, cabe destacar un conjunto de procesos que se suscitaron a nivel regional y mundial que están incidiendo en el sistema de la cooperación internacional al desarrollo:

a)      Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

En la Cumbre de la Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en septiembre de 2015, se aprobó el documento “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, conocida comúnmente como la Agenda 2030, la cual entró en vigor el 1º de enero de 2016, y constituye el nuevo marco orientador de la cooperación internacional para el desarrollo para los próximos 15 años.

En este marco, los Estados miembros de las Naciones Unidas acordaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 Metas que incorporan dimensiones que no se encontraban presentes en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y amplían el contenido y alcance de otras variables, conformando una  hoja de ruta para erradicar la pobreza, reducir las desigualdades y proteger el medio ambiente, desde un enfoque de derechos, género y sostenibilidad del desarrollo.  Asimismo, los ODS contemplan la responsabilidad de múltiples actores del desarrollo y reconocen medios de implementación y recursos necesarios para su consecución.

En tal sentido, los objetivos y las metas que integran la Agenda 2030 nuclea las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental, y consagra principios orientativos para el logro de los ODS, tales como la centralidad en las personas, el “no dejar a nadie atrás”, las responsabilidades comunes pero diferenciadas entre países desarrollados y países en desarrollo, la interdependencia e indivisibilidad de los objetivos, y la universalidad de los compromisos.

Así mismo, la consecución exitosa de la Agenda depende de los recursos financieros y mecanismos de ejecución disponibles para alcanzar los objetivos y metas planteadas.  Por ello, los medios de implementación[1] para la agenda del desarrollo son elementos fundamentales para que los compromisos de la Agenda 2030 se conviertan en resultados tangibles.

En este sentido, 183 Estados adoptaron compromisos asumidos para asegurar la provisión de recursos financieros para implementar programas y políticas orientadas al desarrollo sostenible, incluyendo el logro de los ODS, en el marco de la III Conferencia Internacional sobre la Financiación al Desarrollo, en Addis Abeba, Etiopía (Agenda de Acción Addis Abeba).

a)      Calificación de los países según el nivel de ingreso  

Los países del MERCOSUR en su mayoría han sido categorizados como Países de Renta Media (PRM), a excepción de Uruguay que recientemente ha sido categorizado como País de Renta Alta, lo cual reviste particular importancia teniendo en cuenta que la calificación de los países afecta la recepción de AOD, en el marco de las actividades operacionales para el desarrollo.

En este contexto, los países del MERCOSUR están cuestionando la categorización de los países según el ingreso per cápita, nacida a la luz de las clasificaciones de los organismos multilaterales de crédito para aplicar a las deudas de los países, ya que la misma  impide ver la complejidad de un fenómeno multi-causal y multi-dimensional, imperando una visión economicista del desarrollo en detrimento de una mirada integral del fenómeno que contemple todas las dimensiones del desarrollo. Además, este concepto tampoco da cuenta de la complejidad y la heterogeneidad entre y dentro de los países del bloque.

Adicionalmente, en los últimos años se han producido dos fenómenos que han afectado el acceso de los PRMs a la AOD: a) el retiro paulatino pero constante de los Países Desarrollados (PDs) en relación a la AOD, cuyo signo más evidente ha sido el incumplimiento, por parte de la mayoría de los PDs del compromiso histórico de destinar el 0,7 % de sus PBIs a la AOD, y b) una tendencia hacia la concentración y focalización de la AOD en detrimento de los PRMs, los cuales reciben una proporción menor de la asistencia.

a)      Desarrollo de la Cooperación Sur-Sur

A partir de la creación del GCI y la aprobación de la Política de Cooperación Internacional del MERCOSUR se amplía el rol del MERCOSUR como actor de la cooperación internacional para el desarrollo, a través de la profundización de acciones de cooperación horizontal en base a principios rectores aprobados por el bloque.

El MERCOSUR es un espacio regional consolidado con una amplia trayectoria institucional, en cierta manera más avanzada que otros procesos de integración regional, que ha permitido establecer fuertes interacciones y vinculaciones entre las entidades gubernamentales de los Estados Partes, constituyéndose en una ventaja comparativa para el desarrollo de iniciativas de cooperación horizontal de mayor impacto. Esta institucionalidad puede permitir el desarrollo de procedimientos para la ejecución de proyectos regionales Sur-Sur o intra-MERCOSUR al interior del bloque o con otros procesos de integración regional.

Así mismo, los países del MERCOSUR tienen una importante trayectoria en materia de CSS Bilateral, entre ellos y con otros países de la región, que pueden liderar un proceso de desarrollo de esta modalidad de cooperación a nivel regional, para profundizar la integración  y reducir las asimetrías entre los países del bloque.

Frente a este contexto, la experiencia que puede aportar la CSS del MERCOSUR en materia de articulación con los planes nacionales de desarrollo de los países del bloque, de participación amplia en la formulación de todos los actores involucrados y adaptabilidad de las propuestas, puede brindar valiosos elementos para avanzar en abordajes conjuntos frente a los principales problemas del desarrollo, aportando sustentabilidad de los logros alcanzados.

[1] Se consideran medios de implementación la financiación, la tecnología, la creación de capacidades y el comercio.

Proyectos

ÁREA PRIORITARIATÍTULOINSTITUCIÓN DEL MERCOSUR RESPONSABLEPERÍODO EJECUCIÓNOBJETIVO GENERALSOCIO COOPERANTESITUACIÓN
Políticas sociales regionalesJuventudes y Fronteras en el MERCOSUR: ¿Cómo es crecer en la frontera? Asegurando que cada joven alcance su pleno desarrolloInstituto Social del MERCOSUR (ISM)2019-2020Realizar una caracterización de adolescentes y jóvenes en zonas de frontera del MERCOSUR y recabar evidencias para la incidencia en el diseño de políticas pro adolescentes y jóvenes que tomen en cuenta las particularidades de su ciclo de vida y sus principales desafíos, así como el impacto que sobre ellos tiene la dimensión fronteriza (conocido como efecto limes o de fronteridad). El proyecto busca describir y explicar las particulares situaciones que se presentan en la frontera para así reflexionar sobre el proceso de cómo es crecer en la frontera y cuáles son las políticas que es necesario desarrollar para que cada joven alcance su pleno desarrollo. Asimismo, la incidencia basada en evidencias busca contribuir con un diseño de políticas que también sea construido sobre esas mismas evidencias. Es un paso clave para visibilizar las necesidades que adolescentes y jóvenes identifican como propias y favorecer una respuesta intersectorial a partir del diálogo político.UNFPAEn ejecución
Fortalecimiento institucionalPrograma Cursos Alta Formación
(3° Edición)
Grupo Mercado Común (GMC)20191. Fomentar la integración de los países del MERCOSUR, en términos de capacitación de sus recursos humanos con una cultura de integración.
2. Contribuir al funcionamiento progresivo de la alta formación en asuntos de interés
regional, a la luz del relanzamiento de las negociaciones para la firma del Acuerdo
UE-MERCOSUR.
ITALIAEn ejecución
(Finaliza 31/12/2019)
Ciencia, innovación tecnológicaFortalecimiento de los procesos para la evaluación de conformidad y procesos de medida y ensayo para el rotulado de eficiencia energética de artefactos eléctricos de uso domésticoSGT N° 32015-2019El proyecto contribuye al fortalecimiento de las capacidades de medición y de los procesos de la evaluación de la conformidad de las instituciones técnicas de los países miembros del MERCOSUR para el etiquetado de la eficiencia energética de artefactos electrodomésticos.ALEMANIAEn ejecución
(Finaliza 31/10/2019)

¿Quiénes pueden presentar perfiles técnicos de proyectos?

En el proceso de presentación y aprobación de iniciativas de cooperación internacional en el MERCOSUR intervienen el Grupo Mercado Común y el Grupo Cooperación Internacional.

Toda solicitud de cooperación que tenga por fin acceder a conocimientos, recursos humanos y/o financieros tendientes a promover capacidad técnica, administrativa y tecnológica a los Estados Partes, con el propósito de contribuir a los objetivos de la cooperación internacional del MERCOSUR, debe ser presentada ante el GCI junto al Formulario Perfil Técnico de proyecto.

Bajo la modalidad de Cooperación intra – MERCOSUR podrán presentar perfiles técnicos de proyectos al GCI:

  • Estados Partes.

  • Órganos de la estructura institucional del MERCOSUR.

Bajo la modalidad de Cooperación extra – MERCOSUR pueden presentar perfiles técnicos de proyectos al GCI:

  • Estados Partes.

  • Órganos de la estructura institucional del MERCOSUR.

  • Terceros países.

  • Grupos de países.

  • Bloques regionales y procesos de integración.

  • Organismos internacionales.

  • Actores no gubernamentales y fondos temáticos multilaterales/globales.

El GCI realizará una evaluación preliminar del perfil técnico de proyecto, y trabajará conjuntamente con la instancia que originó la propuesta para la elaboración definitiva del documento de proyecto. El mismo deberá ser elevado a consideración del GMC para su aprobación final.

¿Cómo se elabora un perfil técnico de proyecto?

Toda solicitud de cooperación debe ser presentada ante el Grupo de Cooperación Internacional mediante el Formulario Perfil Técnico de proyecto.

En el Formulario se deberán identificar los datos generales del proyecto (nombre, objetivo general, fecha, ubicación), el marco institucional (grupo de trabajo beneficiario, Unidad de Gestión, duración, monto estimado, puntos focales), y una síntesis de la propuesta.

Las preguntas propuestas en cada uno de los puntos del Formulario tienen por objetivo: 1) orientar un análisis lógico que fundamentará la elaboración de un futuro proyecto de cooperación internacional, y 2) guiar a los foros y órganos del MERCOSUR en la definición y sistematización de sus expectativas en torno a las necesidades y compromisos que puedan llegar a asumirse en la cooperación.

La Decisión CMC N° 23/14 aprobó un Instructivo a fin de orientar a los órganos y foros del MERCOSUR en la tarea de completar el “Formulario Perfil Técnico de Proyecto”.

Evaluación de proyectos

Con la finalidad de dar seguimiento a los proyectos de cooperación internacional y de evaluar la eficiencia y eficacia de sus mecanismos, así como el impacto de sus resultados en la promoción de los objetivos de la Política de Cooperación, el GCI deberá realizar una evaluación anual de los proyectos de cooperación tanto de los que se encuentran en ejecución como los ya concluidos. Para ello la Decisión CMC N° 23/14 aprobó dos formularios (proyectos en ejecución y proyectos concluidos) que permiten orientar la tarea de evaluación de los proyectos de cooperación internacional por parte del GCI.

Dichas evaluaciones deberán ser remitidas al GMC a fin de que este órgano analice los avances y problemas de la cooperación internacional.

Noticias Cooperación

Cooperación internacional del MERCOSUR

23 de septiembre de 2019|

Con más de 48 proyectos ejecutados en los últimos quince años, sus diversas áreas temáticas dan cuenta de la importancia de esta herramienta para los ciudadanos del bloque y para el fortalecimiento y desarrollo del proceso de integración.